martes, 30 de julio de 2013

Twitter, donde puedes encontrar lo más maravilloso hasta lo más estúpido.

Soy twittera desde 2009, comencé a tuitear y conocer a gente hace un año (antes tan solo lo tenía por seguir a bandas y estar informada, más que para conocer a gente) y he visto de todo desde entonces, y está llegando un punto que encuentro más gente estúpida que maravillosa, la verdad.

Twitter descarrila. Comenzó como un formato novedoso, con el tiempo se puso de moda y está llegando un punto que comienza a molestar. La gente parece que tenga la necesidad de llamar la atención y ser más que nadie, el postureo, las modas, la gente típica (porque van de diferentes y alternativos y todos son copias), las gracietas... Son cosas que a más da uno le da que pensar si quiere seguir en esta red, al menos yo a veces me lo planteo. Ya no puedes ni decir tu opinión porque siempre te vendrá a alguien cuestionando tu forma de pensar. Además de la hipocresía que hay...

Por otra parte conocí gente maravillosa y con la que he quedado y me parece genial. Si no fuese por eso y porque me gusta leer a unos cuantos, ya no estaría en twitter, aunque tuiteo menos, la verdad y procuro leer a quien me interesa, del resto paso bastante. Además que si eres artista, músico, escritor... Es una buena forma de promocionarte ya que mediante RT, puedes llegar a mucha gente.

De todos modos, Twitter se está convirtiendo en una casa de putas y cada día me gusta menos, ya no queda nada del formato que tanto defendía y me gustaba. Una lástima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario